Flor de calabaza

En un castillo de palo 
sin almenas y sin torres, 
al Conde Calabaza 
lo visitan unas flores 

Son estrellas que vienen
en plan de vacaciones, 
pues arriba en el cielo 
solo salen de noche. 

Y se vienen a casar 
en casa del Sr conde: 
la una con su corola, 
la otra con el polen. 

Y cuando ya se casen 
regresarán a la noche, 
dejando una calabacita 
que después se recoge. 

En su castillo de palo 
se quedó dormido el Conde 
soñando que las estrellas 
se van volviendo flores. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s