Con ojos de perro

Yo estoy aquí cumpliendo mi faena,
pero a ratos el encierro parece una cadena,
y con mi espíritu que no es de pendenciero
tengo mejor suerte que mi pana callejero.

Aunque eso es relativo según se vea la vida.
Yo también dormí en la calle y sentí la mordida
del hambre y mis congéneres por un hueso perdido
o en lucha cerrada contra un semental canino,

que me dejó alguna marca detrás de la oreja
pues al rascarme con la pata en algo tropieza
y eso fue cuando llegué a esta casa malherido
y sané con el amor de mi ama y de su niño.

Pero a muchos les sigue gustando la calle
y hacen concursos del perro que más ladre
corriendo como locos cuando el olfato siente
que por ahí va llegando una perra caliente.

Mi alegría es la hora en que ellos regresan,
mi ama del trabajo, el niño, de la escuela
y se ríen bastante cuando ven mi alharaca
y me dejan salir a levantar la pata.

Soy un buen perro y cumplo mi faena
y vivo mejor estando en cuarentena.

One thought on “Con ojos de perro

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s