Mirando al techo

No se acaba de llegar y ya estamos de regreso
porque ese es el destino escrito en los palos viejos
que sostienen a esta casa que llenamos con lo nuevo
empeñando en adquirirlo hasta nuestro ser entero.

Es por eso que ya al entrar nos estamos yendo
pero algo de nosotros siempre queda impreso
como un color en las paredes, como un eco
que se queda rebotando entre el piso y el techo.

Es que estamos de visita, pero siempre encontraremos
que llegar y partir es bonito con un beso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s