Category: Ecos

Cafecitos

Hay un aroma flotando
cuando a tu lado despierto
no parece de persona
y más bien viene del huerto

Podría ser de algún cítrico
mejorado para ser tierno
o a las ramas que he pedido
que me regale el romero

O quizás olor a tierra húmeda
cuando pasa un aguacero
y el sol que no es piadoso
la quiere abrasar a besos

O a cualquiera de esas yerbas
que sin permiso crecieron
entre las plantas que cultivas
para fines de remedio

O a pasto recién cortado
cuya sangre de verde intenso
se desparramó en las sábanas
en medio de nuestro sueño

Hay un aroma flotando
y lo conozco, por cierto
porque ya estabas despierta
con tu café mañanero

Al paso

Ahora que llegaste el camino ya es distinto
y lo agradecen las yerbas y arbustos del sendero
pues aquellas pencas del barranco, ¿recuerdas?
nos regalaron la corona para una fotografía
que llenaría bien algunos de nuestros marcos
del siglo pasado

Hay tanto marcos esperando la piedad de un lienzo
para llenarles el vacío oprobioso de su existencia
y la vegetación del camino se disputa a gritos
con las piedras su derecho a crear un escenario
para la razón de caminar cerro arriba
de la mano

El marco natural de montañas austeras
en Villa de Leyva va a dejar que le tendamos
un lienzo de tonos cálidos caminando de la mano
en un atardecer


El color de tu nombre

De qué color es tu nombre
si te llamas como la luna?
el del canto de los insectos
en serenata nocturna.

¿De qué color es tu nombre
si te llamas cual la mañana?
el de una estrella despierta
y asomada a mi ventana.

¿De qué color es tu nombre
si te llamas como la brisa?
el de una nube  que pasa
regando gotas de risa.

¿De qué color es tu nombre
si te llamas como la lluvia?
el de un lienzo allá en el cielo
esperando por la pintura.

¿De qué color es tu nombre
si lo pinto por la tarde?
como el tono de leña seca
que nos calienta cuando arde.

Entonces dime tu nombre
que lo pintaré mañana.
Comienza con nombre de Luna
y termina con el de Ana.

¿Es Luana?
es Luana
mi niña que así se llama.

Tema recurrente

Mi amor es imperfecto
y anda por caminos transitados dejando huellas
que proveen de bebedero a las alimañas
cuando llueve

Luego crecen allí
unas hierbas apropiadas como para un té
que ayuda a desarchivar los boleros indigestos
de entre los buenos

Pero mi amor tan imperfecto
nunca aprendió a caminar por el desierto
pues sus huellas húmedas se las bebe el viento
que camina solo por eso

Entonces mi amor tan imperfecto
transita por caminos trajinados reciclando los jirones
de letristas y poetas viejos para armar
una carpa de versos

Así paso las noches
viendo estrellas a salvo de aguaceros
y con una vela repasando el libro
de los amores imperfectos

Amaneceres

Cosa bonita amanecer contigo
y regalarnos un sol con sonrisa de niños.

Un gallo se ha robado una parte de mi sueño
pues le gustó aquella parte
en donde dice
te quiero

y se ha puesto a cantar sin importarle que es tiempo
en que toda la comarca suele estar
durmiendo.

Cosa bonita amanecer contigo
mientras el gallo canta mi sueño
a pedacitos.