Adiós Rascal

Ya se marchó el perrito
pues había hecho la tarea
de ayudarnos a crecer
como un alma compañera

Hasta el cielo de los perros
llegó uno de orejas negras
esperando que otros niños
¡lo vuelvan a llamar a tierra!

Todos somos iguales
y andamos la misma senda:
los unos con cuatro patas,
y los que les damos merienda.

Gracias por todo Rascal,
y hasta cuando Dios quiera
dejarnos en esta vida
para recordar tu leyenda.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s