Mini-cuento de marzo

Vino la lluvia con una canción en marzo
sobre las tejas de barro, muy fuerte

Sonando sobre el polvo del camino
le regaló la muerte y a mí,
la ventana abierta y yo,
a un perro que pasaba un hueso,
como siempre.

Despacio se fue diluyendo
por los lados de un cerezo al frente de la casa
y quedó fresca la malva
y feliz el romero.

Pero su canción húmeda
siguió suspendida en el techo
como hacías con la ropa en el patio,
y de eso se enteró la hierba que volvió a florecer
con notas de bolero.

aunque ya andabas muy lejos, hasta siempre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s