Hierbas del perdón

Se ha llenado de hierbas un cementerio rústico
y sus flores silvestres susurran de uno en uno,
los nombres de los que duermen el sueño de los justos.

Por fuera del camino a donde ya no va ninguno,
en sus cruces de palo se engalanan los bejucos.
Las flores andan de fiesta y no es Día de Difuntos.

Estas hierbas benditas y donde dolores hubo,
todo lo llenan de flores alrededor del mundo.
Las hay de todos tipos, y de rencor, ninguno.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s