Manos de miel

Las manos de una mujer  en la cocina 
dan a luz un nuevo día de melao 
más temprano que el gallo acostumbrado 
a escuchar la molienda de rutina. 

 La leña del fogón y de la hornilla 
arde feliz porque es un fuego santo, 
pues lo alimenta un corazón rezando 
la oración de la caña tan sencilla . 

 El peón bate la miel y se alegra 
porque pronto terminará su ayuno 
y en el aire dulce, denso de humo 

 Inyecta el vaho de una frase obscena 
como sazón del monte a la faena 
y preámbulo al feliz desayuno. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s