Día helado

Decir que los árboles están ahí dormidos no es cierto porque de ellos brota un monótono letargo que se cuelga de las nubes para que el sol se arrope y se le haga tarde regar con su luz los campos en invierno cuando sale solo por pasear porque el viento ha extendido un velo para robarse el calor que a pedacitos debería haber llegado envuelto en hojas de almanaque.

Habrá que esperar al sol para contarle lo que hizo el viento pero ya será muy tarde.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s