Foto de Nhora Stella Torres

A la Ermita

Tú,
corona real
 del cerro a donde va
con fervor el pueblo que se aferra
 a tus faldas de madre, por tu blanco de azucena
el alma está serena cuando te mira, Monserrate.

Yo,
peregrino
de este mundo
y heredero de un absurdo
enlace entre la cruz y la espada,
al ver la imagen postrada de quien nos trajo
 el perdón, la recojo y le pido perdón a la montaña.

Ella,
que vestía
su chal andino
de arbustos y bosque tupido
con bromelias, tunos y asteráceas
con su manto ya andrajoso sigue acogiendo
 al piadoso que va por el sermón de la montaña.

Mi
Bogotá,
ciudad capital
sigue creciendo al pie
y se alimenta con la fe que
resbala por tu falda. Hasta mi último día, cerro
de Monserrate, si me alcanza el aliento, yo subo a visitarte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s