Café así

El amor amable encerrado en el cañadulzal encontró su nido en la panela y nos pintó la mañana de café. Me preguntaste si lo quería caliente o frío y en taza blanca, llegó de tu mano cálida en gesto amoroso al estilo de mi madre. El amor amable sembrado en el cañadulzal se ha regado entre nuestros labios como el aliento que exhala la montaña mientras cantan las guacharacas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s